Archive for the ‘Viajes’ category

Amueblando el mundo con libros

julio 2, 2007

Ahora que llega el verano y con ello las esperadas vacaciones, uno se plantea los lugares que le gustaría visitar (siempre que el bolsillo lo permita). Tal vez porque vivo en Málaga, no suelo pensar en ir a sitios con playa, piscina, etc., para ejercer el famoso tumbing (popularmente denominado tumbarse a la bartola) porque ésto lo puedo hacer durante más de tres meses aquí. Lo que realmente me gusta hacer es visitar las ciudades que anhelo conocer o seguir conociendo y disfrutar del buen tiempo en ellas.

Quisiera ir a muchas ciudades europeas y desgranarlas poco a poco, es por eso que suelo repetir destino. Mirar más allá de Europa supone un coste, que de momento, no puedo permitirme.

Hay mucha gente que cuando viaja procura ver todo lo que puede en tiempo record y con el menor gasto posible en comida, etc. Y repite ese modus operandi en cada destino.

¡Pues yo me niego!, no soporto eso. A mí me gusta oler, sentir, palpar los rincones de cada ciudad; sus gentes, costumbres, gastronomía,… Fijarme en cada detalle y volver si es necesario para seguir saboreándola.

Mi hermano pequeño me inculcó aún más el gusto por el arte y la cultura y antes de ir al destino elegido me gusta empaparme de información en todos los sentidos. Desde lugares a visitar, historia de la región, gastronomía, etc. Lástima que a en algunas ocasiones pasadas, la compañía no me haya permitido viajar como a mí me gusta. Sin embargo, ésto ha cambiado y por lo tanto es motivo de celebración.

“Estoy sentado en una terraza, leyendo junto al viejo puerto del castillo del Huevo, en Nápoles. Y me digo que los libros sirven, entre otras cosas, para amueblar paisajes. Llegas a tal o cual sitio, aunque nunca antes hayas estado allí, y las páginas leídas permiten ver cosas que otros, menos afortunados o previsores, no son capaces de advertir. Un islote despoblado y rocoso del Mediterráneo, por ejemplo, es sólo un pedrusco seco cuando quien lo contempla desconoce las peripecias de Ulises y sus compañeros. Sin Lampedusa y su Gatopardo, Palermo no sería más que una calurosa e incómoda ciudad siciliana. Quien viaja a México ignorando los textos de Bernal Díaz del Castillo o de Juan Rulfo, no sabe lo mucho que se pierde. Y no es lo mismo pasear por Oviedo, o por Buenos Aires, con o sin La regenta, Roberto Arlt y Borges en el currículum…”

Cuando leo estas palabras de Arturo Pérez-Reverte siento envidia y pienso en lo mucho que me queda y me gustaría leer. Quiero disfrutar así de los paisajes y los lugares, ojalá algún día lo haga.

Fuente

 

Héroes del Silencio

abril 12, 2007

logo2zl7mt9.jpg

– Al principio me encontré con esta noticia…

El regreso de Héroes del Silencio
“Ha hecho falta una década para mitigar heridas y sosegar ánimos, y para que el sueño de sus fans se cumpliera. Diez años y un acontecimiento especial. Los Héroes del Silencio preparan el regreso a los escenarios en una gira internacional que servirá para promocionar la Expo 2008.”

– No me lo podía creer. Decían que eran sólo rumores, que nada estaba confirmado, pero al final ocurrió…

“Los mejores presagios se han confirmado. 11 años después de su separación, Héroes del Silencio regresan al escenario. “Nos complace confirmar que, después de varios años intentando conseguir la reunión del grupo Héroes del Silencio, este 2007 será, por fin, el año en que podremos verlos de nuevo juntos en un escenario” ha anunciado la banda en un comunicado de prensa. (los40.com Madrid (14/02/2007))”

– Como es lógico nos dimos patadas en el culo para buscar información sobre los conciertos, dónde comprar las entradas. Pero la cosa no fue nada bien…

Agotadas las entradas para el concierto del 10 de Octubre en Zaragoza
“Ayer, lunes 12, salieron a la venta las entradas para el concierto del 10 de Octubre en Zaragoza. Como era de esperar éstas se agotaron en un plazo de menos de 24 horas, aunque se cree que aún es posible comprar las últimas en Pamplona. De momento no se han confirmado más conciertos en España, aunque se habla de otro posible concierto en Madrid o Barcelona. Esperemos que así sea, ya que muchos seguidores continúan aun sin entrada y los precios en reventas están llegando a los 750 € por entrada, lo cual, esperemos que nadie esté dispuesto a pagar ya que muchos de estos reventas se están aprovechando de la ilusión de aquellos seguidores que darían lo que fuera por ver a Héroes del Silencio otra vez sobre el escenario.”

– Se confirmó un segundo concierto en Zaragoza pero que mal, que mal, me cagué en todo lo que se menea, volvió a ocurrir lo mismo. Y de repente, una noticia esperanzadora, un nuevo concierto en Sevilla…

El jueves 12 de Abril se ponen a la venta las últimas entradas para ver a Héroes del Silencio en España.
Las entradas para el concierto que ofrecerán Héroes del Silencio el 20 de octubre a las 21 horas en el Estadio Olímpico de la Cartuja de Sevilla se pondrán a la venta a las 10 de la mañana del próximo jueves 12 de abril. Será la última oportunidad para que los seguidores del mítico grupo puedan asistir a uno de los tres conciertos que se celebrarán en nuestro país, dentro de la gira mundial que reúne a la formación, después de que las entradas disponibles para los dos conciertos de Zaragoza se agotaran en pocas horas.

– Y… esta que os habla HA CONSEGUIDO UNA ENTRADA…¡¡¡SI!!!, ¡¡¡SI!!!, ¡¡¡SI!!!, al final lo logramos. Iremos a Sevilla.

Gracias Ham, gracias Chopo, nos lo vamos a pasar de miedo.

Me cuesta tanto olvidarte…

abril 11, 2007

Qué grande el musical de mecano (“Hoy no me puedo levantar”), cómo me alegro de no habérmelo perdido. No tengo palabras que expresen lo tremendamente maravilloso que fue y cómo lo viví.

Mi periplo por Madrid duró cuatro días…

“Me gusta estar rodeado de gente,
gente que no conozco formando un ambiente,
en el que todos me miran y nadie me siente.

¡Quiero vivir en la ciudad!
¡Quiero vivir en la ciudad!”

Salimos el domingo por la noche en autobús (00.30), me pasé las horas dándole vueltas a mi traslado. Empecé a tomar conciencia de la nueva situación.

“Soy un diente
sin encía
No me pidas que sonría
Que estoy triste
vida mía…”

En cuanto llegamos, decidí dejar atrás esos pensamientos.

“Ay, qué pesado, qué pesado
siempre pensando en el pasado
no te lo pienses demasiado
que la vida está esperando…”

Pasamos el día por Madrid y después del palizón en autobús estábamos reventadas, pero se acercaba el gran momento. Fuimos al hotel a prepararnos.

“No me mires, no me mires (no me no me)
No me mires no me mires déjalo ya
no he dormido nada esta noche (che che che)
y tengo una cara que no puedes mirar
porque te vas a horrorizar.

Mira ahora mira ahora (mira mira)
mira ahora mira ahora puedes mirar
que ya me he puesto maquillaje (je je je)
y si ves mi imagen te vas a alucinar
y me vas a querer besar uh uh uh…”

El musical empezaba a las 20.30, eran las 20.20 cuando salimos de la boca del metro (Callao) y nos dimos una carrerita pensando que llegábamos tarde. La sorpresa fue que la cola para entrar recorría toda la fachada del teatro. Tomamos asiento (“…dios, qué cerca estamos, no me puedo creer que esté aquí”).

“Las luces se apagaron
esto va a empezar,
la chica de la antorcha
ya ocupo su lugar
preludio de que algo
emocionante va a pasar…”

Qué corto se me hizo hasta el descanso, estaba viviendo cada palabra, me sentía en una nube.

“Noté que por el ombligo me empezaba a desinflar,
que mi cuerpo se arrugaba como un papel vegetal
e iba pasando, que curioso, al estado gaseoso.
Y tras la metamorfosis me sentí mucho mejor.

Aire, soñé por un momento que era aire,
oxígeno, nitrógeno y argón
sin forma definida, ni color
fui aire volador…”

Poco a poco la función tocaba a su fin. Cuántas emociones. Abajo el telón, eran las 00.00 (“…quiero volver otra vez”).

“Y quizá volvamos al local
a cantar para nosotros
lo de “Hoy no me puedo levantar”
y dejar que esa chorrada
nos empañe la mirada.
Lágrimas de agua pasada
despintando la fachada…”

Nos fuimos al hotel a descansar. A las 5.30 me levanté. Fuimos a buscar a la estación a Irepo que llegó a las 6.30. Durante el trayecto vuelta a pensar en el trabajo, en la gente que dejo atrás (“…maldito cerebro, es que no piensas dejarme en paz”).

“Entre el cielo y el suelo hay algo
con tendencia a quedarse calvo
de tanto recordar
y ese algo que soy yo mismo
es un cuadro de bifrontismo
que solo da una faz
la vara vista es un anuncio de signal
la cara oculta es la resulta
de mi idea genial de echarte
me cuesta tanto olvidarte
me cuesta tanto olvidarte…”

Tras desayunar, vuelta al hotel a dejar las maletas (son las 8.00). Ellas duermen hasta las 11.30. Yo no soy capaz, estoy demasiado despierta y no quiero quedarme en la habitación.

“Perdido en mi habitación
con todo al revés
se pasan las horas sin saber que hacer…”

Así que mientras tanto salgo sola a dar un paseo por Fuencarral y Gran Vía (“…quiero despejarme, esta sensación de frío (2ºC) al respirar me encanta”). Voy en busca de un ‘Dunkin Donuts’, quiero sorprenderlas cuando despierten (“…no hay suerte, he recorrido toda Gran Via, pero no lo encuentro. Juraría haber visto uno ayer, ¡¡mierda!!”).

El martes y gran parte del miércoles mapa en mano cual turistas por Madrid. Nunca olvidaré el paseo en barca en el estanque del Retiro, qué de risas. Vuelta al hotel, hay que acicalarse. Nos vamos de marcha.

“Ahí me colé y en tu fiesta me planté
coca cola para todos y algo de comer.
Mucha niña mona
pero ninguna sola
luces de colores
lo pasaré bien…”

Son la 4.00. Irepo y Ham no pueden con sus pies. LaRubia y yo teníamos aún para rato, qué se le va a hacer, nos vamos.

“¡Oh! Madrid
Se ha hecho tan grande
y tan pequeño para mí
que sólo hay sitio para ir y venir
por Madrid

Y no sobrevivirás
si no funcionas a gas…”

Son las 9.00, ya estamos en pie. El autobús sale a las 10.30.

“Todas sus maletas las hizo en un momento
cuando las cerraba tuvo una sensación
ya nada podía reterlo más tiempo
no dudo en irse hacia la estación”

Es Jueves Santo, pillamos caravana. Todo dios viene para Andalucía, madre mía. Llegamos a las 17.30 largas y las putas maletas no caben en el coche, ¡¡viva el tetris!!

A las 23.30 caigo reventada en la cama, no puedo más. Son las 6.30 a.m. (“…¿por qué coño has abierto los ojos?”). Me duele todo, he vuelto a tener pesadillas.

“Hoy no me puedo levantar
el fin de semana me dejo fatal
toda la noche sin dormir…

Hoy no me puedo levantar
nada me puede hacer andar
no se que es lo que voy a hacer
me duelen las piernas, me duelen los brazos
me duelen los ojos, me duelen las manos

Hoy no me puedo concentrar
tengo la cabeza para reventar…

Hoy no me levanto estoy que no ando
hoy me quedo en casa guardando la cama
hay que ir al trabajo, no me da la gana…”

Pasa el fin de semana, como siempre, trabajando. Quiero escribir, me pasan miles de cosas por la cabeza, pero no hay ganas.

“Será que con las nubes
o el barullo de los tiempo
no tenemos bien los nervios.

Será que con la luna
que no se pone redonda
se nos va la inspiración.

Una palabra, cinco palabras o seis,
siete palabras o nueve palabras o diez,
cincuenta palabras, sesenta palabras o cien..”

Martes, 2.00 de la madrugada. Por fin se ponen de acuerdo las ganas y las ideas.

“Con la nariz entre tus ojos
y entre un pulmón y otro pulmón
el corazón y los congojos
todos en reunión…”

 

The End

Un nuevo comienzo…

abril 1, 2007

Como ya os dije (en Irepo, Ham y el poder de un teclado…) hay una noticia que daría un nuevo giro a mi vida. Era un secreto que dejó de serlo el viernes. He compartido durante poco más de tres años el día a día con mis compañeros de trabajo. Pero esta etapa de mi vida finaliza o al menos, con la misma gente que me rodeaba. Necesitan una encargada en otra franquicia y me trasladan, con todo el dolor de mi corazón.

Yo soy de las que piensan que cuando algo sucede es por algún motivo y no lo digo en un sentido espiritual. Pero cuando existen cambios importantes en nuestras vidas hay que mirar hacia adelante y no quedarnos anclados en lo que ya ha pasado. Y pensar que es una oportunidad para aprender y no para arrepentirse.

No hubiera tenido la oportunidad de estrechar los lazos de amistad con Ham. Ya la conocía desde hace unos años, pero volvió de nuevo a la empresa hace poco más de un año y ni ella, ni yo, éramos las mismas y ahora es una de mis mejores amigas. A pesar de que me meta con ella de vez en cuando 😉 , pero es que eso ya forma parte de nuestra relación.

Resumir estos años en un post se me hace difícil, tampoco lo pretendo. Es sólo una pequeñísima pincelada, podría hablar largo y tendido, pero os aburriría.

Aunque el aspecto laboral lo considero de gran importancia, lo que siempre nos marca son las personas y por eso es lo que destaco de estos años. Por un lado me siento fatal, quisiera quedarme, pero única y exclusivamente por ese miedo inconsciente a lo desconocido. Por otro lado, hace tiempo que necesitaba un cambio, dejar atrás algunas cosas y es por eso que me lo he tomado relativamente bien.

Para los que no me conocéis creo que no he mencionado que soy de Málaga. Esta noche parto hacia Madrid (qué poético me ha salido) y estaré allí hasta el jueves, oxigenando el cerebro. Lo único decidido del viaje es que el lunes vamos al musical de mecano (hoy no me puedo levantar), el resto es una incógnita.

Ya os contaré a la vuelta.

Ham, el Tabú y el mito de las rubias

marzo 30, 2007

Sabéis que existe toda una cultura de mofa acerca de las rubias y el mito de que no cogen las cosas a la primera (aclaración para los hiberoamericanos mal pensados, me refiero a la acepción 14 del verbo coger del DRAE, es decir, entender, comprender). Pues bien, creo que he encontrado el primer espécimen terrestre al que le sucede lo mismo, pero con mayúsculas y que no es rubia.

Al principio pensamos que era algo ocasional, un despiste lo tiene cualquiera. Pero después de algún tiempo, nos dimos cuenta de que era algo innato, más aún, era un rasgo característico del ‘bicho’ en cuestión.

Como habeís podido suponer por el título (abstenerse las rubias y el espécimen del que hablo), se trata de Ham. Podría contar un millón de anécdotas que demostrarían a qué me estoy refiriendo, pero en esta ocasión me voy a centrar en una en concreto.

Hace unos meses fuimos a una casa rural con unos amigos, entre ellos Ham, Irepo y LaRubia (de Cal, Zeta, Chopo y Fla, ya hablaré en otro momento y si no seguro que lo hacen las dos ‘bichos’ en su blog). Uno de los juegos que practicamos entre copa y chupito fue el Tabú. Para el que no sepa de qué va, haré un pequeño resumen.

Se dividen a los participantes en grupos de más de dos personas (en nuestro caso éramos dos grupos, uno de cuatro chicos y otro de cinco chicas…lo sé, lo sé, típica división sexista, qué le vamos a hacer). Uno del grupo saca una carta que contiene una palabra que debe adivinar el resto del grupo. Para ello, puede decir o nombrar cualquier cosa excepto las cuatro o cinco palabras tabú (no recuerdo el número exacto) que aparecen en la carta y además todo ello en un tiempo limitado (nosotros pusimos 40 segundos). El kit de la cuestión es que hicimos una pequeña variación en las reglas, de tal manera que por cada palabra acertada por un grupo, cada miembro del otro debía tomarse un chupito.

El grupo de las chicas éramos jodidamente buenas, mientras nosotras nos bebíamos como mucho uno o dos chupitos, los chicos se tomaban de tres a cuatro en cada ronda. Podréis imaginar lo que ésto supuso para el juego cuando llevábamos unas cuantas rondas (sólo voy a decir que Zeta acabó chupándose los pezones). Tengo que aclarar que los chupitos no eran de alcoholes puros (excepto cuando tocaba ron miel), sino de mezclas previamente hechas.

Pues bien, cuando era nuestro turno y le tocaba a cualquiera de nosotras, solíamos acertar bastantes. El problema era cuando le tocaba a Ham, ¡¡qué suplicio dios mío!! y ¡¡qué pechá de reír!!. Voy a describir más o menos como fue cada vez que le tocaba a ella.

Antes de coger la carta ya se estaba partiendo el culo ella solita, supongo que de pensar lo que le esperaba. Mientras, un miembro del otro grupo (el de la testosterona) ponía el cronómetro en marcha para la cuenta atrás de los 40 segundos.

Como si de un ritual se tratara, cogía la carta con una mano, le plantaba los ojos y después de leer la palabra cambiaba su expresión por la de “¡¡oh!!, ¡¡dios mío!!, esta es jodidamente difícil”. Acto seguido colocaba una de las manos en su boca para tapar la risa nerviosa que le salía y nos miraba de reojo con complicidad. Esto lo repetía cada vez que le tocaba el turno a ella. Y empezaba… “bueeeeenoooooo”… “mmmmmmm”… “estooooo”…  “jaja…jaja”… “mmmmmm” y nosotras… “¡¡Ham!! 30 segundos” y ella… “pueeeeees”… “cuaandoooooo”… “jaja..jaja” y nosotras… “¡¡Ham!! 20 segundos” y ella … “mmmmmmm”… “estooooooo”… “bueeenooooo” y nosotras… “¡¡pero dí algo, mujer!!”. Se acababan los 40 segundos y no acertábamos ni una . Y que conste que lo hacía desde el principio, cuando no tenía ni una gota de alcohol en el cuerpo. Lo más gracioso del caso es que ya, cuando llevábamos muchas rondas, le vino la lucidez mental y conseguía articular las palabras. Incluso acertamos cuatro en una ocasión, todo un récord para este espécimen al que he bautautizado con el nombre científico de ‘rubius postizus’ o vulgarmente denominado Ham.

¿Conoces personalmente algún ‘rubius postizus’?, ¿quieres hablarnos de las secuelas permanentes que te ha ocasionado conocerlo?. Ánimo, no tengas miedo de contarnos tu experiencia.

En próximos capítulos aclararé el misterio de por qué LaRubia bebe agua sucia.

P.D.: Si has llegado al final del post, te mereces un premio. ¡¡Bravo campeón/a!!