Archivo para julio 2013

Breathe me

julio 7, 2013

20130707-234732.jpg

Help, I have done it again
I have been here many times before
Hurt myself again today
And the worst part is there’s no-one else to blame

Be my friend, hold me
Wrap me up, un-fold me
I am small, and needy
Warm me up, and breathe me

Ouch I have lost myself again
Lost myself and I am nowhere to be found,
Yeah I think that I might break
I’ve lost myself again, and I will, I’ll say

Be my friend, hold me
Wrap me up, un-fold me
I am small, and needy
Warm me up, and breathe me

(Sia – Breathe me)

Antes de que cuente diez

julio 3, 2013

Lo que me llevará al final
serán mis pasos, no el camino
¿ No ves que siempre vas detrás
cuando persigues al destino?

Siempre es la mano y no el puñal
nunca es lo que puede haber sido
No es porque digas la verdad
es porque nunca me has mentido

No voy a sentirme mal
si algo no me sale bien
He aprendido a derrapar
y a chocar con la pared

Que la vida se nos va
como el humo de ese tren
como un beso en un portal
Antes de que cuente diez

¡Grande Fito!

Procrastinar

julio 3, 2013

Según la RAE:

(Del lat. procrastinare).

1. tr. Diferir, aplazar.

phdcomics_20070713

Hace poco leí un artículo que hablaba sobre la plasticidad neuronal y las posibilidades reales de modificar nuestra conducta, incluso nuestros sentimientos. Nada más leerlo me vino a la cabeza ella, la procrastinación, el mal de muchos, en el cual me incluyo en muchos momentos de mi vida.

Sin duda he conseguido alejarla durante ciertos períodos, pero la puñetera se las ingenia para volver. Así que me he decido firmemente a modificar neuronalmente dicha conducta y dejarme de jueguecitos. El artículo se podría resumir básicamente en que el camino hacia la verdadera plasticidad, a la generación de nuevas sinapsis que supongan un cambio, pasa por la repetición.

Algunos diréis irónicamente “qué gran descubrimiento”, pues sí realmente lo es; el hecho de que se haya comprobado una correlación patente, y no algo que se creía podía ser. Al menos, a mí me vale como estímulo, porque sé que es posible, que está en mis manos conseguirlo. Y que muchas veces nos rendimos, o simplemente nos dejamos llevar, antes de que se produzca.

El tema aquí es cómo reconoceremos que ya se ha producido, creo que no queda otra que experimentar y ver qué ocurre.

Y bien, como sé que siempre tengo una excusa para no actualizar el blog, un esto, un aquello, un lo otro, he pensado que éste podría ser uno de los cambios, porque en realidad me gusta escribir y contar cosas. Me comprometo a publicar como mínimo dos post al mes, ese es mi reto y mi meta.

Supongo que cuando lo haga sin pensar que tengo que hacerlo, cuando me salga sin más, lo habré logrado, o tal vez no. Ya veremos.