Archivo para enero 2008

Californication, una bocanada de aire fresco

enero 30, 2008

a0000041494_20070717181527.jpg

Sí, es él, David Duchovny (el agente Fox Mulder de Expediente X) y ha vuelto con fuerza. Me recomendaron la serie pero el hecho de que fuera el protagonista me hizo ser un poco reticente, no sé, no me pegaba con el papel que interpreta, Hank Moody. Sin embargo me equivoqué, está impresionante y desde el primer minuto te olvidas de que fue el agente Mulder.

Es una serie para adultos con historias y problemas de adultos, bastante ácida, con unos diálogos muy bestias y una crueldad muy sutil. Es una comedia directa, divertida, explícita y sin tapujos (ni respecto al sexo, ni a los diálogos). Se ha convertido en la serie estrella de los EE.UU.

Hank Moody es un escritor desesperado. A partir de que la mujer (Natascha McElhone) a la que ama le abandona por otro hombre es incapaz de escribir absolutamente nada después de su gran éxito literario, que además fue el argumento de una película taquillera. Ahora todo el mundo lo conoce por ese film espantoso, y él odia que los demás sospechen que ha tenido algo que ver con eso.

Comienza a darse cuenta que detesta Los Ángeles y emprende una carrera desesperada por encontrarse a si mismo. Su felicidad se encuentra en recuperar el amor de la madre de su hija (Madeleine Martin) , formar la familia que nunca valoró lo suficiente y en poder escribir porque tiene un inmenso talento. Mientras, su obsesión sexual le conduce a la vagina de cuantas mujeres se cruzan en su camino.

Una serie con ritmo, 30 minutos muy bien aprovechados y que os recomiendo que comencéis a ver. Acaba de terminar la primera temporada (12 capítulos) y es una de las mejores series que he visto últimamente.

La podéis ver ya en la Fox, los lunes a las 21.30, y proximamente en Cuatro.

Anuncios

De libros y apuestas

enero 29, 2008

15.jpg

Más que de un propósito de enmienda se trata de una iniciativa propuesta por Gellar en su blog, a la que nos hemos sumado ya, entre otras, Pris, Idgie y una servidora. Nos ha retado a ver cuántos libros somos capaces de leer durante este año.

¿Alguien se apunta?… Se admiten apuestas.

P.D.: ¡Mierda!, ya me llevan ventaja, mi contador está a cero.